Txemi Arbaiza sobre Bisbal y el valor de la kultura

9 10 2012

Txemi nos ha mandaü este texto y lo publicamos encantaüs.

 

CUANDO LOS EXCLUÍDOS SON LOS EXCLUYENTES
El pasado jueves, 4 de Octubre, tuvo lugar en el Pabellón 6 de
ZAWP, en Bilbao, la “I Jornada sobre políticas culturales” del
gobierno vasco. En ella se englobaban las “II jornadas de
industrias culturales y empleo” y las “III jornadas de fábricas de
creación”.
Una jornada interesante, con buenos ponentes, perfectamente
organizada. Jornada de encuentros y reencuentros con gentes del
mundo de la cultura y de la creación en el más amplio sentido de
la palabra. A lo largo del día, sobre todo en los momentos en los
que la audiencia tomaba la palabra, pudimos oír reivindicaciones
de todo tipo, reclamando a la sociedad, a los políticos y a los
medios un lugar en primera fila para la cultura, para los artistas y
en definitiva, para los creadores, grandes damnificados de estos
tiempos que corren.
Como además de estar identificados con la lucha por la evolución
cultural también somos modernos y nos gustan las nuevas
tecnologías, teníamos un hastag para tuitear e identificarnos, cosa
que no puede faltar en cualquier congreso/conferencia/jornada
que se precie hoy en día. Pues bien, el hastag en esta ocasión era
#valordelacultura, y como parece ser que no había un gran tráfico
en twitter a esas horas, se convirtió en trending topic.
Un chico que pasaba por allí (por twitter), de nombre David
Bisbal (seguro que os suena de algo, aunque nosotros, los de la
cultura no veamos más que documentales y películas de serie B)
vio el hastag, y le dio por escribir un tuit: “Es hora de que nos
demos cuenta del #valordelacultura! Uno de los puntos fuertes de
este país es la creatividad. Defendámosla!”.
A partir de ahí se empezaron a ver en la pantalla que reproducía
todos los tuit bajo nuestro exclusivo hastag unos cuantos
comentarios jocosos, que trataban al afamado cantante como un
intruso. En la grada también se oían comentarios de
desaprobación. Se había colado en una fiesta a la que nadie le
había invitado, porque él es un famoso cantante, figura del
mainstream, y no puede ser que a nosotros y nosotras, adalides de
la cultura y la creatividad se nos mezcle con este tipo de gente.
Creo que no soy sospechoso de frecuentar la amplia y reluciente
avenida por la que camina Bisbal. Yo también canto, desde hace
18 años, pero yo soy del punkrock, siempre en el barro, en calles
llenas de piedras y con zapatos mal calzados. A nuestros
conciertos van 30 personas de media y hacemos esto porque es
nuestra pasión (aunque si pudiéramos vivir de ello no le hariamos
asco, en fin…). Sin embargo, y siempre desde mi humilde
opinión, creo que cualquier altavoz es bueno, seguro que mucha
gente leyó el resto de tuits y se interesó por el tema al ver el de
Bisbal. Además, este tipo, al que un día le sonrió la suerte, había
chupado mas carretera y mas verbenas que el dueño de una noria.
Esto no es más que una reflexión en voz alta, aunque me gustaría
que en un futuro nos veamos a todos y a todas igual, aunque
pintemos por amor al arte, formemos parte de una compañía de
teatro independiente, ganemos 100 € por bolo o 100.000 € por
tocar en el Camp Nou.
Txemi Arbaiza





Rueda de prensa de presentación del Plan estratégico de cultura de Getxo «Getxo Kultura 2012-2016».

18 07 2012

Esta mañana Imanol Landa, alcalde de Getxo, y Koldo Iturbe, concejal de cultura, han presentado ante los medios el proceso de reflexión, revisión y planificación estratégica que dará pie al nuevo proyecto cultural de Getxo y que lideraremos desde KULTIBA Cambios Culturales.

Extractamos la noticia de la web del Ayuntamiento;

http://www.getxo.net/es/aula-de-cultura/noticias/21





Participación arriba, participación abajo.

10 07 2012

Desde hace ya algún tiempo vengo rumiando con el concepto participación, con lo que significa y con el uso que, alegremente, hacemos uso del término.

Un amigo decía que más valía permanecer callado y parecer tonto que abrir la boca y disipar toda duda. Pues nada, esta vez toca parecer, porque callado no debo saber estar.

La participación a la que me referiré es la que tiene que ver con los procesos impulsados desde las instituciones públicas. Hay muchos aspectos a tener en cuenta cuando hablamos de participación, existen muchos grados en los procesos participativos, hay mucho camino por recorrer en cuanto a generar una verdadera cultura de participación, pero con todo esto y muchas otras cuestiones tomadas en cuenta, creo que el término participación se utiliza con demasiada ligereza en los procesos impulsados desde las instituciones públicas.

Estoy de acuerdo con la dificultad de abrir procesos a una masa importante de ciudadanía, en términos de plazo y de procedimiento o metodología. Pero no por ello debemos ceñirnos exclusivamente a un tipo de procesos muy deterministas y con muy poco nivel de vinculación en la toma de decisiones. Creo que los procesos participativos deben integrarse en los proyectos públicos [cuando se decida que sean participativos] desde la propia concepción del proyecto y no en momentos puntuales y sobre situaciones [pre]definidas por una de las partes.

¿Qué es lo que creo que ocurre? que ninguna de las partes está preparada para poner en marcha verdaderos procesos de participación. Porque estamos llenos de prejuicios, que no tienen nada que ver con la realidad, solo son eso, prejuicios. Porque no otorgamos la suficiente confianza a la otra parte como para poder poner en marcha proyectos comunes de manera colaborativa. Porque no asumimos nuestra responsabilidad en el conjunto de la ciudadanía, ni desde la sociedad civil ni desde las instituciones. Porque no tenemos una tradición en la que hayamos sido participes de la construcción de cuestiones de nuestro interés y porque hemos creído y creemos que hay cosas que nos tiene que venir dadas ya, no sé muy bien por parte de quien [en realidad lo sé -por parte del estado-, que por otra parte es muy fácilmente criticable, y en ocasiones con razón].

Creo que tenemos mucho camino por hacer pero, precisamente por eso, creo que debemos ir dando pequeños pasos en pos de integrar a personas en procesos de interés común, sin miedo, sin prejuicios, con la ilusión de que las personas que tomen parte en los procesos lo harán con la voluntad única y verdadera de aportar y teniendo claro que nunca lloverá a gusto de todos, pero provocando que quien quiera pueda participar, desde el principio y en igualdad de condiciones. Después las decisiones las tendrá que tomar quien las tenga que tomar, pero esto no supone ningún problema si el proceso es transparente y abierto. Y sino, quien no esté de acuerdo, que asuma su responsabilidad y que se ponga en el lugar de quien  toma las decisiones.

Creo que tomar parte activa en procesos públicos tiene mucho que ver con la madurez de una sociedad y en ese sentido creo que estamos en la etapa de educación infantil, lo digo en absoluto sentido positivo porque creo que tenemos un camino muy ilusionante por delante. Un camino que, por otra parte, nos toca a tod*s construir y esa es una responsabilidad individual, que podemos eludir pero no podemos culpar a nadie por no ofrecérnosla.

Me dejo muchas cuestiones en el bolsillo, pero tenemos tiempo por delante así que, de momento aquí lo dejo. A seguir aprendiendo.





Segundo encuentro #innkultura

8 03 2012

El pasado miércoles, 29 de febrero [un día un tanto espacial,  por eso de que se da cada cuatro años], organizamos en Eutokia el segundo encuentro presencial de #innkultura.

Fue, nuevamente, una sorpresa y un honor reunir a más de 40 profesionales relacionados desde diferentes visiones y perspectivas al hecho cultural. El objetivo de este segundo encuentro, además de juntarnos y [re]conocernos era poder poner en marcha algunas actuaciones en las líneas de trabajo que se fijaron en el primer encuentro, allá por el 6 de octubre el año pasado, día también con su cosa, puesto que fue el día que Steve Jobs fallecía.

Este segundo encuentro estaba estructurado en tres apartados. Un primero en el que se contaban las actuaciones emprendidas a partir del primer encuentro, un segundo apartado en que, a través de una dinámica se pretendía que las personas se unan y aporten propuestas de trabajo concretas y un tercer apartado en el que las personas que decidían sumarse a los diferentes grupos de trabajo establecían el plan de trabajo para cada uno de los proyectos.

Os dejamos un vídeo-resumen del encuentro.

No olvidéis que #innkultura es una plataforma abierta a la participación y que cualquiera puede participar, solo tienes que sumarte. ¿Te animas? Te esperamos.

Si quieres + info pincha http://innkultura.wikispaces.com/ y/o http://innkultura.wordpress.com/

Seguimos enREDando… Hasta pronto.





Algunas reflexiones sobre lo visto y oído en Pública12

16 02 2012

ImagenLos pasados 26 y 27 de enero asistí a Pública 12 [Encuentros Profesionales de Gestión Cultural] que se desarrolló en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, organizado por la Fundación Contemporánea.

Desde entonces llevo queriendo escribir algunas impresiones y reflexiones sobre lo que allá ví y escuche pero, no soy capaz de [re]conocer por qué oscuro motivo he encontrado mil y una excusas para no hacerlo hasta este momento. Pero más vale tarde que nunca, así que allá vamos.

La primera impresión es que me pareció un éxito aquello de poder reunir a más de 500 profesionales en un evento. Como no podía ser de otra manera, uno de los trend topic del congreso fue la crisis, desde sus múltiples variantes y con todas sus consecuencias. En la mayoría de las ponencias a las que yo asistí se hablo de la crisis, del final de una era y del comienzo de una nueva. Y en este contexto de nueva era se habló, y bastante, de la nueva ley de mecenazgo.

Esto que, a priori, podría parecer algo con mucho sentido, algo coherente, es una de las cuestiones que más me está ocupando la cabeza.

Me explico, y voy a intentar ser breve; creo que la cultura no puede, ni debe, unicamente, financiarse desde el estado; más aún en los tiempos en los que nos está tocando vivir y en los que se avecinan. Creo esta financiación debe completarse y complementarse desde lo privado, desde las empresas y también desde las personas, pero también creo que esto no puede ser un elemento sustitutivo, sino algo complementario y sumatorio a lo que ya existe. Creo que sería un enorme error que, aprovechando esta coyuntura de crisis, se crea, creamos que la nueva ley de mecenazgo va a ser la solución a la financiación de la cultura, porque, simplemente, es mentira.

Creo que la cultura es más, mucho más, que un conjunto de servicios y productos. Creo que es un bien común y que, como tal, debemos mimarla y cuidarla para que evolucionemos como personas y como sociedad. No podemos limitarnos a pensar que cultura es, únicamente, un listado de actividades organizadas temporalmente por tal o cual institución, organización, entidad o empresa. Cultura es educación, son procesos de mediación, es investigación, es desarrollo, es progreso, es sostenibilidad. Es muchas cosas a la vez y es un elemento tractor de desarrollo de cualquier civilización; el único me atrevería a decir.

Finalmente, creo que los que nos autodenominamos “gestores culturales” debemos hacer autocrítica de cara a poder responder[nos] qué grado de responsabilidad tenemos en todo este complejo estado de las cosas, porque todos tendemos a echar balones fuera y creo que el verdadero cambio de era es ese en el que cada uno asume su responsabilidad en el conjunto; en el social, en el político, en el cultural, …

Pública 12 ha sido algo que me ha impactado, quizás sea inocencia, pero aún no soy capaz de saber qué sensación me ha dejado. Si la cuestión de introducir la Ley de Mecenazgo como una alternativa a la crisis en la financiación de la cultura ha sido algo premeditado desde la organización, me parece algo perverso y muy peligroso; precisamente por la capacidad de convocatoria que ha tenido y por el efecto multiplicador que este mensaje puede tener. La ley de mecenazgo no es la solución a la crisis económica en la cultura. No lo es. De lo contrario, si ha sido una cuestión no planificada creo que debería haberse cuidado mucho este aspecto para que en los más de 500 profesionales que acudimos no quedara el poso que quedó en mí, que quizás sólo ha quedado en mí; pero ha quedado.

Seguiré escarbando en mis sensaciones para poder llegar a conclusiones más claras.





2º encuentro #innkultura

16 02 2012

El próximo 29 de febrero [un día único] nos juntaremos en EUTOKIA en la 2ª reunión presencial de las personas que componemos #innkultura.

Empezaremos a las 16 y terminaremos a las 18.30 aproximadamente

Si piensas asistir, por favor, inscríbete aquí por motivos de aforo

En la primera jornada #innkultura dibujamos tres líneas de actuación para el primer año; eran las siguientes:

    1. Identidad – visibilidad.
    2. Innovación en modelos organizativos.
    3. Nuevos modelos de relación con los clientes.

Siguiendo con este planteamiento de trabajo, retomando los trabajos que hemos venido desarrollando desde aquella primera jornada y de cara a establecer un trabajo de continuidad de cara a los próximos meses hemos estructurado esta segunda jornada en tres partes:

1 .Contar.

Los diferentes grupos operativos, ya constituidos y que han venido desarrollando tareas en estos meses, nos contarán el proceso de trabajo que han llevado y en qué momento se encuentran.

  1. Unir[se].

Momento de reflexión en que podremos ir uniéndonos a los grupos de trabajo ya en marcha o podremos proponer nuevos grupos de trabajo de cara a poder ir respondiendo a algunas de las preguntas arriba indicadas o cualesquiera otras que desde cada persona puedan ir aportándose.

  1. Construir.

Apartado en el que definiremos cómo vamos a ir trabajando en cada uno de los grupos de trabajo de cara a ir respondiendo a los diferentes retos que nos vayamos marcando. En esta parte habrá un momento final en el que socializaremos lo acordado en cada grupo y estableceremos la fecha de la 3ª jornada #innkultura.

Nada más, de momento.

Esperamos poder verte en Eutokia.





Pero, ¿qué es eso de #innkultura?

1 02 2012

La iniciativa nace de un proceso de reflexión estratégica y pretende ser un punto de encuentro de personas y organizaciones con inquietudes en el ámbito de la cultura. No sólo de profesionales del sector, sino de personas, colectivos u organizaciones que, directa o indirectamente, tengan que ver con la cultura en un sentido amplio del término. Es un proyecto que supone un proceso en sí mismo.

En este sentido comenzamos a estructurar ideas iniciales, inquietudes y preocupaciones en un documento al que llamamos anteproyecto y al que le dimos un formato un tanto tradicional. Este aspecto no tiene mayor importancia puesto que se trata de un documento inicial que trata de ser el inicio de una plataforma que, en una fase posterior se va a ir revisando, contrastando y modificando con la opinión de los participantes en la propia red. Se trata por tanto de un documento abierto.

En síntesis el documento clasifica los tipos de agentes de los que va a estar constituida la red, establece la misión, los objetivos y los principios de entendimiento de los agentes [en una primera fase], enuncia las actividades posibles, las posibles etapas de desarrollo de la misma y describe el papel de Kultiba en las primeras etapas de la red.

De todas maneras puedes acceder al anteproyecto pinchando sobre el siguiente enlace.





Los números de 2011

2 01 2012

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un reporte para el año 2011 de este blog.

Aqui es un extracto

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 1.200 veces en 2011. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 20 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.





KULTIBAndo ilusiones.

21 11 2011

Como de ilusiones, también,  se vive hemos decidido que una parte muy importante de nuestro trabajo lo vamos a dedicar a cultivarlas y trabajar duro para hacerlas realidad. Porque nos gusta vivir ilusionad+s y por que, además, las ilusiones son para hacerlas realidad.

No importa cuantas se cumplan o cuantas se pierdan por el camino. Lo importante es mantenerlas vivas y luchar por conseguirlas, porque en el camino, mientras intentas conseguir que tus ilusiones se hagan realidad suceden un montón de cosas. Y esas cosas solo son buenas.

Conoces nuevas personas, nuevos proyectos, se crean nuevas ilusiones y se genera un caldo de cultivo que posibilita que lo importante sea la ilusión y no tanto el resultado final.  De alguna manera te hace mirar las cosas de un modo diferente. En este camino, el de buscar hacer realidad las ilusiones, te das cuenta que el ego y el objetivo final no son lo verdaderamente importante, que no tienen importancia cuando se trata de perseguir ilusiones, que tus ilusiones tienen mucho que ver con las ilusiones de otras personas y que persiguiendo ilusiones puedes encontrar personas con las que poder desarrollar proyectos y trabajos en común, porque lo importante es mantener viva la ilusión y hacerla realidad. Puede que en el camino tu ilusión inicial se convierta en otra que puede no tener nada que ver con tu ilusión inicial pero que, de pronto, se convierte en una nueva ilusión que, además, puede tener que ver con la o las ilusiones de otras personas con las que perseguir hacerla realidad. ¿No es ilusionante?

Creemos en las ilusiones de las personas, en la capacidad que tenemos las personas de hacer realidad nuestras ilusiones y nos gusta trabajar ilusionados pensando que es posible trabajar de esta manera.

¿Será cuestión de actitud, de ignorancia, de atrevimiento o de inocencia?¿Tú qué opinas?





¿Bancos? Los justos para sentarse

21 11 2011

Se va acercando el final del año.
Pelea creativa en el campo de batalla de los balances.
Las líneas de crédito echando humo y nosotros rezando a San Adelanto de Factura, esto es, pan para hoy y hambre para mañana.
Seguro que, por desgracia, muchos sabéis de lo que hablo.
Esta situación me recuerda enormemente a la relación que tenía con el chulo de la clase, fingida cordialidad impuesta por la amenaza física implícita en todas sus actitudes.
Bien, pues espero que esto termine igual que aquella:
En un momento te descuidarás y serás vulnerable banco cabrón, y entonces te darás cuenta que en realidad te odio, que te odio mucho, que te aguanto porque te necesito.
A partir de ahora aprovecharé todas mis oportunidades para ponerte de rodillas y como lo consiga verás en el frío brillo de mis ojos el reflejo de tu asquerosa codicia.
Como mínimo prometo dejar de necesitarte.

¡Hombre! ¡Qué bien me he quedaü!